Future of WorkLa Desglobalización: el Virus que Afectará a tu Reclutamiento

“Ya nada será igual”. Esa es el principal sentimiento de todos: empresas, organizaciones, gobiernos y sociedad en general. Y es que la actual pandemia de COVID19 no ha entendido de fronteras, y se ha propagado de país en país con una facilidad abrumadora. En un mundo hiperconectado, global, todo circula con mayor rapidez. Lo bueno y lo malo. Todos los países afectados por este virus se han visto obligados a aislar a su población con...
Virginia Herraez1 año ago55310 min

“Ya nada será igual”. Esa es el principal sentimiento de todos: empresas, organizaciones, gobiernos y sociedad en general. Y es que la actual pandemia de COVID19 no ha entendido de fronteras, y se ha propagado de país en país con una facilidad abrumadora. En un mundo hiperconectado, global, todo circula con mayor rapidez. Lo bueno y lo malo.

Todos los países afectados por este virus se han visto obligados a aislar a su población con el objetivo de frenar los contagios y proteger la capacidad limitada de los sistemas sanitarios nacionales. Una suerte de desglobalización donde la circulación de personas y mercancías va a ser más controlada, y el comercio internacional se verá afectado. Se va a producir un “repliegue” de las cadenas de suministro, según el economista Federico Steinberg, donde las compañías tratarán de buscar proveedores locales para evitar rupturas en éstas. Una “regionalización de la producción”.

 

La desglobalización: un virus al acecho

Queremos pensar que la pandemia de COVID19 es sólo un paréntesis, y que después volveremos a la normalidad. Pero no será así, transformará la economía y la sociedad tal y como la conocemos en la actualidad.

Uno de esos factores de transformación es el fenómeno de “desglobalización”, que no es nuevo. Ya se venía produciendo desde el shock de los atentados del 11 de septiembre de 2001 o la caída de Lehman Brothers en 2008, que afectaron a demanda, oferta y deuda. El COVID19 sólo ha acelerado esta tendencia, manifestada por el proteccionismo de Trump, el Brexit de Johnson, o la reducción de tratados multilaterales, por ejemplo.

Este nuevo “virus” dará lugar a países ganadores (pocos) y perdedores (muchos). Un “sálvese quien pueda” que va a afectar a los países más débiles, provocar choques de intereses entre países, la caída del consumo y de la inversión, y un empobrecimiento de la población general, por mencionar algunos efectos.

Por eso, es necesario contra este nuevo virus -el de la desglobalización-, ya que podría traer graves consecuencias para las economías, incluso para las más potentes (China depende mucho de las inversiones extranjeras, por ejemplo).

 

La globalización debe transformarse

Expertos en economía podrían haber determinado que ya hemos alcanzado el punto álgido de la globalización, y que, tras un estancamiento, podría reducirse si no se sigue desarrollando. Y esta reducción que puede acelerarse por estos “shocks”.

La globalización no debe desaparecer, sino transformarse, irse adaptando a las circunstancias del mercado y de la economía. ¿Podemos mantener las mismas condiciones que veníamos manteniendo? A la vista de lo que está ocurriendo no.

La lucha contra la desglobalización pasa por la reorientación de la economía. Una nueva economía basada fundamentalmente en las tecnologías, capaces de modificar, entre otros, la organización de las compañías, los planes de gobierno, la demanda y la oferta de productos y servicios, la comercialización, la distribución, las formas de trabajo, o las relaciones labores.

 

¿Y la demanda y oferta de talento?

La tendencia a controlar más y a limitar la circulación de personas también podría decirse que trae consecuencias al reclutamiento global. Y tanta es la necesidad de movilidad de mercancías en nuestro mundo para que las economías funcionen, como la movilidad de personas. Porque el talento se ha convertido en un recurso global, ante la escasez de uno local que cubra las necesidades presentes y futuras de las compañías.

Aquí, la lucha contra la desglobalización y el proteccionismo del talento (en países generadores de talento) pasa por adaptar la captación y la incorporación de talento (de países demandantes de talento) al mundo digital. Pasa también por una generalización del teletrabajo y una redefinición de las relaciones entre empleado y empresa.

 

¿Quieres saber cuáles son los países generadores de talento?

Muchas de las actividades de las economías actuales requieren necesariamente la presencia humana. ¿Y si un país generador de mano de obra prohibiera la movilidad de sus trabajadores a otros países? ¿Y si un país necesitado de mano de obra no lo tuviera? ¿Aumentaría el desempleo y el empobrecimiento de la población del primero? ¿Se paralizaría la actividad del segundo? Las consecuencias pueden ser desastrosas.

Para otras actividades que pueden ser fácilmente automatizadas o digitalizadas, la tecnología existe. Los antecedentes existen. Sabemos cómo hacerlo.

 

La Digitalización de la Adquisición, Incorporación y Gestión del Talento

Son ya muchas empresas que, para no paralizar su actividad, han optado por la digitalización de estos procesos. Contar con las herramientas adecuadas o con el mejor partner en su caso, va a ser vital para reorientar las estrategias de talento en los próximos meses.

El objetivo último, evitar caer en el “virus” de la desglobalización, el proteccionismo del talento y en sus negativas consecuencias. ¿Por qué no utilizar la tecnología para acceder a un pool de candidatos mayor? ¿Por qué no atraer e incorporar a ese talento y formar el equipo que verdaderamente necesitamos, aunque sea en remoto?

En Catenon ya lo estamos haciendo para nuestros clientes alrededor del mundo. Cuentan con nosotros para digitalizar su reclutamiento, construir sus equipos, detectar talento interno con alto potencial directivo, y evaluar el potencial de sus equipos, entre otros. ¿Quieres saber cómo?

 

 

 

Virginia Herraez

HR and Communications enthusiast, passionate about talent management, innovation and technology. Diversity and inclusion. Future of Work. Passion for the world.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Política Comentarios | Nota Privacidad

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}