Catenon GlobalCatenon WorldFuture of WorkCómo incluir una cultura sostenible en tu empresa

Un paso hacia la sostenibilidad  Cada vez es más difícil, por no decir imposible, evitar hablar de sostenibilidad, tanto a nivel individual como en las distintas instituciones que conforman nuestras comunidades, incluidas, por supuesto, las empresas. Independientemente de su tamaño o sector, el mundo empresarial y financiero se está dando cuenta rápidamente de que no hay rentabilidad ni supervivencia a largo plazo si la sostenibilidad no forma parte de la estrategia general, según DoGood People.    En...
Cinthya Soto4 semanas ago19113 min
Un paso hacia la sostenibilidad 

Cada vez es más difícil, por no decir imposible, evitar hablar de sostenibilidad, tanto a nivel individual como en las distintas instituciones que conforman nuestras comunidades, incluidas, por supuesto, las empresas. Independientemente de su tamaño o sector, el mundo empresarial y financiero se está dando cuenta rápidamente de que no hay rentabilidad ni supervivencia a largo plazo si la sostenibilidad no forma parte de la estrategia general, según DoGood People.   

En 2012, United Nations  publico sus 17 objetivos de sostenibilidad que el mundo debía alcanzar para 2030. En muchas empresas han traducido esos 17 objetivos en metas para sus actividades comerciales. Esto llega en un momento en que las empresas públicas deben ahora divulgar información sobre sus prácticas ambientales, sociales y de gobierno (ESG). Es decir, ahora son responsables de las consecuencias a largo plazo de sus actos, por lo que la importancia de aplicar estas prácticas es mayor que antes.

Según UNLEASH, los empleados desean cada vez más, acciones positivas para el clima y, con las generaciones más jóvenes cada vez más preocupadas por el medio ambiente, la sostenibilidad es un objetivo más que RRHH debe añadir a sus políticas.

Las generaciones más jóvenes y la sostenibilidad 

Adoptar prácticas e iniciativas de sostenibilidad tiene una clara relación con una buena influencia en los recursos humanos y los ingresos de una empresa. De hecho, existe una tendencia creciente entre los solicitantes de empleo a sentirse atraídos por las empresas que adoptan actividades sostenibles o sociales, como la participación en la sociedad o el gobierno ético.

Esto ocurre especialmente entre los jóvenes o los nuevos talentos que buscan trabajo, que parecen sentirse mucho más atraídos por las organizaciones respetuosas con el medio ambiente; además, es más probable que permanezcan en una empresa a largo plazo si esta tiene una estrategia sostenible.

Una encuesta de Deloitte de 2021 reveló que más de cuatro de cada diez millennials y Gen Zs están de acuerdo en que ya hemos alcanzado el punto de no retorno en lo que respecta al medio ambiente y que es demasiado tarde para reparar el daño. Sin embargo, una noticia ligeramente más positiva es que la mayoría es optimista en cuanto a que el compromiso de la gente para tomar medidas personales para abordar los problemas medioambientales y climáticos está siendo mayor después de la pandemia.

Un lago con forma de bulbo en medio de un frondoso bosque, que simboliza las ideas frescas, la inventiva y la creatividad en relación con la solución de los problemas medioambientales. Renderizado en 3D.

Cómo construir una cultura sostenible 

Una cultura de la sostenibilidad es aquella que está alineada con las personas y el planeta. Y aunque hay muchas definiciones de cultura, el comportamiento de un individuo es probablemente lo que mejor define a esta última.

El camino hacia el establecimiento de una cultura sostenible, comienza con una visión que reconozca la sostenibilidad como un valor fundamental de la empresa. Porque los principios son los que motivan a las personas a lo largo de su vida. Una estrategia de sostenibilidad debe tener un impacto positivo ahora y seguir desarrollandose a toda la organización a medida que ésta crece.

Sin embargo, es esencial que podamos traducir estos valores en elementos tangibles para trabajar con las personas a través de prácticas específicas. Es decir, compartir con los profesionales los valores sostenibles de la organización y hacer que todas las personas los adopten también como suyos. 

Según DoGood People, una transformación o evolución sostenible exitosa es aquella que toma todas las áreas del negocio y aplica los cambios necesarios para alinearlas con los principios de sostenibilidad, por ejemplo los criterios ESG (Enviromental, Social & corporate Governance), los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) u otros objetivos globales relevantes.

Esto implica vincular la sostenibilidad no solo a la estrategia, sino también a la identidad de los productos, servicios, procesos y personas de la organización. Este último punto es especialmente importante: establecer un sentido de propósito entre las personas que realmente dirigen la empresa y pueden permitir los cambios necesarios.

Son muchos los factores en los que interviene ahora RRHH, como la salud laboral, el bienestar, la igualdad y la diversidad, la planificación estratégica, las obras sociales, la mejora de la comunidad de los empleados, los servicios de asesoramiento y el impacto cada vez más amplio, que la organización tiene en su entorno. Esto no es sólo para las grandes organizaciones corporativas, dice Emma del Torto, la directora general de EffectiveHRM.

La mano de un hombre de negocios se extiende hacia la mano de la naturaleza

El papel de los CEO’s

Para garantizar que la sostenibilidad siga siendo un objetivo clave, RRHH tendrá que seguir creando fuertes vínculos con los directivos. Además, tendrá que comunicar de forma proactiva los cambios y el progreso a toda la plantilla, que probablemente serán responsables si no se cumplen los compromisos.

Todo esto requerirá un cambio considerable en el funcionamiento de RRHH, ya que éste no suele tomar decisiones en estos casos. Sin embargo, los directores generales de todo el mundo también tendrán que adaptarse.

“Los CEOs pueden haber desarrollado un plan de sostenibilidad para transformar su organización, pero sin la ayuda de RRHH para comunicarlo, dichos planes pueden perder su valor, especialmente dentro de las estrategias de contratación y retención”, dice Alan Price, CEO de Bright HR. 

Los equipos de RRHH siempre se han centrado en las personas y alcanzar los objetivos de sostenibilidad de la empresa sería prácticamente imposible sin su compromiso de incluir a los empleados en el proyecto.

Cinthya Soto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Política Comentarios | Nota Privacidad

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}