Digital TalentIT/Tech/DigitalDe Skills a SuperSkills: el Futuro del Talento

Deloitte, en su análisis “2019 Global Human Capital Trends”, ya hablaba de los “supertrabajos”, como una especie de evolución de los trabajos tradicionales propiciada por la creciente adopción de la tecnología en el trabajo y en las organizaciones. Una nueva categoría de “superroles” que han cambiado el mapa del futuro del trabajo por completo. A medida que la tecnología, la inteligencia artificial, las máquinas y los robots han tomado el control de tareas rutinarias y...
Virginia Herraez5 meses ago75912 min

Deloitte, en su análisis “2019 Global Human Capital Trends”, ya hablaba de los “supertrabajos”, como una especie de evolución de los trabajos tradicionales propiciada por la creciente adopción de la tecnología en el trabajo y en las organizaciones. Una nueva categoría de “superroles” que han cambiado el mapa del futuro del trabajo por completo.

A medida que la tecnología, la inteligencia artificial, las máquinas y los robots han tomado el control de tareas rutinarias y repetitivas dejando a los seres humanos las misiones más analíticas y creativas, los trabajos han ido evolucionando a esta super categoría.

El Foro Económico Mundial, en su report de 2018 ya avisaba, la automatización iba a desplazar algunos roles, concretamente 75 millones de puestos de trabajo, pero al mismo tiempo iba a crear 133 millones nuevos para 2022. Los efectos de esta nueva ola de digitalización se han precipitado con la llegada del COVID-19 y ya podemos ver un mercado global en el que las habilidades críticas para afrontarlos escasean.

 

¿Qué son las SuperSkills?

A medida que los trabajos han ido evolucionando, también lo han hecho las skills necesarias. No sólo hablamos de nuevas skills, sino también de nuevas combinaciones de habilidades que antes de la influencia de la tecnología y la digitalización no se habían considerado.

Se trata de romper las barreras preconcebidas con el fin de: por un lado, sacar ventaja de lo que la tecnología nos puede proporcionar en términos de eficiencia e inteligencia y, por otro lado, habilidades que nos ayuden a ampliar nuestras posibilidades (y, por ende, nuestra productividad y potencial de crecimiento) y, en consecuencia, nuestra experiencia.

Las SuperSkills serán, por tanto, aquellas combinaciones de skills, nuevas o “transformadas”, necesarias para afrontar un mundo cada vez más basado en la tecnología y en el constante cambio. Si algo hemos aprendido este 2020 es que la habilidad para adaptarse a los imprevistos es fundamental y que, además, esos imprevistos van a ser cada vez más frecuentes.

 

Las SuperSkills nos hacen relevantes para el futuro.

La relevancia es un concepto de marketing que bien podría aplicar aquí. Es el grado de visibilidad y posicionamiento de una marca, en este caso, la personal, en el mundo, sobre todo en el digital. Poseer o no las habilidades necesarias nos va a posicionar y nos va a permitir tomar cierto control del futuro del trabajo.

Si lo pensamos bien, adquirir estas habilidades es casi la única variable que podemos controlar en un entorno de incertidumbre. Una variable que tiene y tendrá un gran impacto a nivel social y económico.

 

¿Cuáles son esas SuperSkills?

Como comentábamos arriba, las SuperSkills no se refieren exclusivamente a la aparición de nuevas habilidades que antes se desconocían, si no a considerar ciertas habilidades en determinados puestos de trabajos en los que antes no eran necesarias y que nos obligan a reciclarnos.

En cuanto a nuevas competencias, y aquí nos referimos fundamentalmente a habilidades hard, encontramos las relacionadas con, Inteligencia Artificial, Machine Learning, automatización y robótica, 3D, realidad virtual, ciberseguridad, Big Data, Marketing Digital… Son habilidades que se adquieren mediante formación y experiencia. Por ejemplo: programación, manejo de determinados softwares, matemáticas, ingeniería…

Son habilidades que sirven para desempeñar un trabajo concreto, y deben definirse en función a las necesidades del negocio, teniendo en cuenta el estado de la técnica y la tecnología. Se adquieren y se amplían a través de su puesta en práctica en el puesto de trabajo y/o la formación continua.

Por otro lado, están las habilidades soft, que no son nuevas, pero que sí se han empezado a requerir en roles más técnicos y que han ido evolucionando en torno a la transformación digital de las compañías y de la sociedad. Desde visión de negocio y estrategia, hasta adaptación al cambio y resiliencia, por ejemplo. Todas las posiciones, incluso las técnicas y especialmente las que implican liderazgo, van a requerir de habilidades soft elevadas por la transformación digital: las superskills.

 

¿Por qué es importante para las empresas considerar las SuperSkills?

La aceleración tecnológica y digital, el avance de la automatización, está desplazando trabajos a un ritmo mayor al que nos podíamos esperar hace unos pocos años atrás. No podemos dudar aquí el impacto social tan grande que tiene la destrucción de 75 millones de puestos de trabajo que tendrá lugar, previsiblemente, en 2022. Son 75 millones de personas en todo el mundo que se van a ver si trabajo, sustituidos por máquinas.

Bien es cierto que la automatización creará otros 133 millones de puestos de trabajo, ¿pero ¿quién los va a ocupar si no tenemos las habilidades necesarias que se necesitan para ocuparlos?

El gap entre oferta y demanda de talento es un problema social.  Y la automatización trae consigo consecuencias sociales que no podemos ignorar.

 

Un Compromiso de Todos

La brecha digital de la que se ya hablaba como la gran desigualdad del siglo XXI ha pasado de ser una desigualdad entre países a ser una desigualdad a pie de calle.

No es un problema sólo de las compañías, que no encuentran el talento que necesitan al ritmo necesario, es ya un problema social, y además global. Requerirá de un esfuerzo conjunto y coordinado entre gobiernos, organizaciones y personas, que no es para nada fácil.

Los esfuerzos no sólo tendrán que ir en preparar a las futuras generaciones con programas de formación adaptados a las necesidades reales de las compañías y de la sociedad; sino también en ayudar a todos esos profesionales que ven amenazados sus trabajos por la automatización. Se trata de subir a un tren que está en marcha, va a toda velocidad y no va a parar.

Algunos profesionales tendrán que adquirir nuevas competencias con el fin de poder desempeñar su trabajo u otro completamente distinto, de acuerdo con los avances tecnológicos -hablaremos de reskilling o reciclaje profesional-, y otros tendrán que adquirir competencias adicionales que les ayuden a desempeñar de forma más efectiva su trabajo -hablaremos entonces del upskilling-.

 

upskill

Virginia Herraez

HR and Communications enthusiast, passionate about talent management, innovation and technology. Diversity and inclusion. Future of Work. Passion for the world.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Política Comentarios | Nota Privacidad

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}