DiversidadAvanzando hacia la igualdad de género

Contexto El 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer. El Día Internacional de la Mujer es una jornada mundial que celebra los logros sociales, económicos, culturales y políticos de las mujeres. El día también marca una llamada a la acción para acelerar la paridad de género. El Día Internacional de la Mujer se celebra desde principios del siglo XX. Reconocido oficialmente por las Naciones Unidas en 1977, el Día Internacional de...
Cinthya Soto4 meses ago64612 min

Contexto

El 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer. El Día Internacional de la Mujer es una jornada mundial que celebra los logros sociales, económicos, culturales y políticos de las mujeres. El día también marca una llamada a la acción para acelerar la paridad de género.

El Día Internacional de la Mujer se celebra desde principios del siglo XX. Reconocido oficialmente por las Naciones Unidas en 1977, el Día Internacional de la Mujer surgió por primera vez de las actividades de los movimientos obreros a finales del siglo XX en Norteamérica y en toda Europa.

A la espera de la paridad de género

Según el Informe sobre la Brecha Global de Género 2021 del Foro Económico Mundial, tendremos que esperar para alcanzar la paridad de género. El impacto de la pandemia del COVID-19 sigue haciéndose sentir, cerrando la brecha global de género ha aumentado en una generación, pasando de 99,5 a 135,6 años.

No obstante, existen importantes focos de progreso como el reconocimiento del problema, la inversión en políticas para ayudar a las mujeres a reincorporarse al trabajo o la inclusión de más modelos y mentores femeninos.

Según un informe de McKinsey, las mujeres están infrarrepresentadas en el liderazgo empresarial en toda Europa Central y Oriental (ECE). Si 2,5 millones de mujeres más se incorporaran a la población activa, trabajaran unas dos horas más a la semana y obtuvieran puestos de trabajo en los sectores más productivos, la contribución de las mujeres al PIB podría desbloquear hasta 146.000 millones de euros de PIB anual en 2030.

Central and Eastern Europe could add 146 billion euros a year to GDP by 2030 by narrowing the gender gap.
Central Europe’s great gender opportunity,” 3 de noviembre de 2021. McKinsey & Company

 

Otro dato que revela McKinsey en otro informe sobre Diversidad e Inclusión es que, en comparación con los hombres, las mujeres líderes de alto nivel declaran tener mayores tasas de agotamiento, estrés crónico y fatiga. 

 

Burnout, stress, and exhaustion continue to affect women more than men.
The state of burnout for women in the workplace,” 4 de enero de 2022. McKinsey & Company

Todavía queda mucho trabajo por hacer para lograr la igualdad de género en todo el mundo y este mes, para celebrar el Día Internacional de la Mujer, el Foro Económico Mundial ha publicado un artículo sobre 15 estrategias que ayudan a cerrar la brecha de género en todo el mundo.

Programas de Diversidad de Género después de la pandemia

Las empresas tienen que reinventar sus programas de diversidad de género para este mundo post-pandémico.

Boston Consulting Group ha publicado un artículo en el que se pone de manifiesto que, por ejemplo, las empresas estadounidenses tienen un serio trabajo que hacer para sanar la mano de obra femenina de EE.UU., tan fracturada por la pandemia de COVID-19. Y aunque puede ser tentador recurrir a los programas tradicionales de diversidad, equidad e inclusión (DEI), esos programas no fueron diseñados para abordar los desafíos actuales.

Puede que haya oído hablar de la Gran Renuncia, estos programas y políticas son insuficientes para resolver las dificultades de contratación y desgaste a gran escala. En noviembre de 2021, 4,5 millones de trabajadores renunciaron o cambiaron de empleo, la cuarta vez en 2021 que el número de trabajadores que renunciaron estableció un récord.

Según encuestas recientes, sólo el 35% de las madres trabajadoras afirman que tienen previsto trabajar como lo hacían antes de la pandemia. Más de la mitad de las trabajadoras del conocimiento han dicho que están dispuestas a buscar un nuevo trabajo en el próximo año. Muchas mujeres han modificado fundamentalmente sus expectativas sobre el trabajo, los empleadores y sus vidas.

En conclusión

El mundo ha cambiado globalmente y las empresas tienen que encontrar nuevas formas de abordar la amplitud y la magnitud de los retos actuales. Tienen que entender las motivaciones de las mujeres y cómo toman decisiones sobre sus trabajos y carreras. Las empresas también deben llegar a muchas más mujeres en toda la organización y ampliar sus objetivos y acciones.

Después de la pandemia, estas motivaciones han evolucionado y la mayoría de los profesionales, no sólo las mujeres, prefieren tener más equilibrio entre vida y trabajo que un salario más alto. Cuando el dinero ya no compra la felicidad, las empresas deben replantearse su enfoque de la DEI.

Estos programas y políticas son insuficientes para resolver las dificultades de contratación y desgaste a gran escala de la llamada gran dimisión.

Hoy en día, las empresas tienen que hacer grandes esfuerzos para mantener a los profesionales dentro de la organización, con el fin de evitar la gran deserción y la pérdida de talento interno.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero es cierto que la brecha para alcanzar la paridad de género será cada vez menor y los programas de DEI deben adaptarse a las nuevas circunstancias post-pandemia.

Ten en cuenta todas estas afirmaciones y ten presente que un equipo de éxito es el que es diverso.

Cinthya Soto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Política Comentarios | Nota Privacidad

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}